16 de enero de 2014

Baño relajante para los fines de semana

A veces es necesario buscar un rato para nosotras mismas, dedicar unas horas a cuidarnos, a relajarnos, a no pensar. Yo procuro asignar ese momento a los domingos por la noche, en los que últimamente siempre me baño.



En esta entrada quiero contaros qué productos utilicé el domingo pasado, para daros ideas por si os apetece planificaros uno de estos baños para el próximo fin de semana.

Normalmente utilizo productos muy aromáticos, con olores que me gusten o que destaquen. Hay días en los que me apetece utilizar más unos que otros, pero generalmente en invierno siempre recurro a aromas cálidos.



El componente esencial para mí son las velas. Me encantan las velas, sobre todo las aromáticas; y enciendo alguna siempre que puedo. En este caso utilicé tres juntas para iluminar el baño lo suficiente y poder apagar la luz. El ambiente que crean es muchísimo más relajante, con diferencia.

En este caso incluí una vela nueva, concretamente de Air Wick que cambia de color. Es fantástica, me ha encantado; no tanto por lo que huele, si no por el ambiente tan bonito que hace: ¡súper recomendada!.

Las demás que utilicé fueron la de cerezas y la de manzana azucarada, ambas de Yankee Candle.



En cuanto al baño, al agua bien caliente, le eché una bomba be baño de Lush, concretamente la de Regalo sorpresa, que la compré antes de Navidad y es una de mis eternas favoritas. Crea un agua azul claro después de un despliegue de colores muy bonito mientras la bomba se deshace, por eso me encanta.

Con el agua lista me metí en la bañera y me apliqué la mascarilla de Amie Spring Clean. Es una mascarilla que me gusta mucho desde que la he descubierto: huele a lima (o más bien a mouse de lima, diría yo; súper suave), y al retirarla te deja un frescor en la piel muy agradable. Sientes la piel limpia, limpísima; aunque mi piel seca requiere una crema hidratante después.
En cuanto al gel de ducha, no me esmeré mucho; utilicé el de Coco de Ziaja porque era uno de los que tenía a mano dentro de la bañera ese día, pero la verdad es que no me entusiasma porque su olor a coco no es 100%: siempre pienso que huele a coco con leche.

Al salir siempre procuro utilizar una hidratante corporal también muy aromática, aunque no siempre pegue con el resto de productos ulitizados (pocas veces utilizo cosas de la misma gama en un baño). 

En este caso elegí la crema corporal de Coco de Prisma Natural (y ésta sí que huele a coco de verdad).
Para terminar con el ritual, antes de ir a dormir me gusta utilizar un Body Splash de Victoria's Secret sobre el pijama. Por las noches casi siempre utilizo el Pure Seduction porque es un olor muy dulzón e intenso que me encanta para las noches. Durante el día no lo utilizo, me parece demasiado empalagoso.


¿Sois asiduas a los baños relajantes?
Yo os invito a regalaros uno frecuentemente :)


¡Millones de besos!, y gracias por comentar


3 comentarios :

  1. Me da rabia no tener bañera y no poder llenarla de aceites y sales etc etc. Por lo demás sí que me doy duchas relajantes pongo música y velas igualmente jaja. Y me pongo todos los potingues que encuentro por casa.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Yo soy más de poti-duchas, pero últimamente sí he retomado este ritual del baño y la verdad es que sientan divinamente.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy más de ducha y se vez en cuando música, o yo misma cantando jajjajajja pero quiero hacerme un día un baños de los que te quedan como nueva, que ahora que empiezo con los exámenes..
    Unbesito!

    mavisiondemavie.blogspot.com

    ResponderEliminar

BLOG TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS